PERDER EL MIEDO A CAMBIAR DE COMERCIALIZADORA DE ENERGÍA

Hay que perder el miedo a cambiar de comercializadora de energía, ni nos van a cortar la luz ni se van a hacer obras ni nada parecido. Con la liberalización del mercado eléctrico existen dos figuras que tenemos que diferenciar: DISTRIBUIDORA y COMERCIALIZADORA. La Distribuidora es aquella que nos suministra nuestra energía y están asignadas por zonas y la comercializadora es la que nos factura la energía. El usuario tiene la libertad de elegir la comercializadora que desee, no así con la distribuidora, cambiemos una, dos…. o nunca la comercializadora, la distribuidora seguirá siendo la misma a excepción de que ocurra fusiones de empresas u se establezcan nuevas concesiones por el Estado. En su factura siempre aparecerán (sería lo lógica) dos números de atención al cliente: uno será en relación a temas relacionados con su factura (comercializadora) y otro en caso de averías o problemas de suministro (distribuidora), si compara su factura con la de un vecino que le factura otra comercializadora, se fijará que el teléfono de averías será el mismo pero el que cambia es el de la comercializadora, es decir, la que le factura. La función de la comercializadora es facturar y resolver todos aquellos problemas que tengan que ver con su facturación, adicionalmente, en la mayoría de los casos, intentan realizar estudios de su punto de suministro para que esté totalmente optimizado.

Esta confusión es muy habitual y viene provocada en que todas las distribuidoras tienen su propia comercializadora, de ahí que muchos usuarios piensen que si cambian de comercializadora, va a tener problemas con el suministro eléctrico. BORREN ese pensamiento totalmente de la cabeza. Es de lo que se aprovechan en la mayoría de los casos las distribuidoras, del temor y miedo del usuario a que le corten la luz. Eso no ocurrirá en ninguno de los casos. Es aconsejable que pidan ofertas externas para revisar sus condiciones actuales, sobre todo, si llevan mucho tiempo con su comercializadora. Por lo general, este tipo de cliente, nunca recibe una llamada, ni consejo, ni visita de su comercializadora, simplemente paga su factura porque piensa que es lo que debe de pagar. Es lo mismo que ocurre con la telefonía, cuantas veces ha intentando que le mejoren su factura y no lo consigue, hasta que se cansa y decide cambiar de operador. Inmediatamente comienza a recibir ofertas para retenerle y si no pruebe que seguro le pasará.

Por todo ello, es necesario si nunca ha cambiado de comercializadora, perder el miedo a cambiar de comercializadora de energía, y  que pida propuestas comerciales para, al menos, conocer si sus condiciones actuales están equiparadas al resto del mercado. POSIBLEMENTE SE LLEVE UNA SORPRESA, en algunos casos no muy grande y en otros bastante importante.

Si quiere que el revisemos sus condiciones actuales nuestro equipo estará encantado de ayudarle y siempre sin compromiso alguno por su parte. Contacte a través de nuetra web www.facturaelectrica.com  o bien a nuestro correo info@facturaelectrica.com o móvil/WhatsApp 681648117

En el próximo post os daremos unos pequeños consejos para evitar las ofertas trampa.

Recibir un fuerte abrazo.

Facebooklinkedinyoutubemail

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *